Cómo preparar vuestra una de miel

preparar_lunamiel

Hoy os vamos a dar unos sencillos consejos para preparar la tan deseada Luna de Miel.

Por si no lo sabías, el origen de la Luna de Miel es remota en los tiempos, donde escandinavos teutones (Alemania), al parecer, celebraban los casamientos únicamente cuando había luna llena, para posteriormente celebrarlo durante un mes con licor de miel.

Hoy en día, obviamente, aunque no hace mucho era la excusa para que la pareja realizase su primer viaje unidos, en la actualidad se ha convertido en una tradición o un símbolo de estar juntos.

Aunque es cierto que algunos modelos han cambiado al casarse tras tener los hijos, que los acompañarán o que serán determinantes para elegir el destino.

El caso es que la tarea de la planificación de la luna de miel puede ser otra actividad estresante; por lo que Hacienda Atalaya Alta te da una serie de consejos:

Comenzad la planificación desde el principio

¿Cuándo debemos comenzar a planificar la luna de miel? Pues desde el momento que deseáis compartir vuestra vida juntos. Además de tener tiempo suficiente para hacer elecciones del viaje, podrá incluso ser más barato.

Se recomienda un tiempo mínimo para las reservas de entre 6 u 8 meses. Sí, parece mucho, pero dará tiempo – con posterioridad -, para comparar precios, alojamientos o rutas de visitas.

Planifica cada paso a dar y ajústate a él.
Planifica cada paso a dar y ajústate a él.

Un trabajo de dos

Si bien la planificación de la boda puede hacerse de forma individual (aunque no le recomendamos), cuando se trata de la luna de miel es necesaria la participación de ambos.

Con demasiada frecuencia, si una única persona lo planifica, se realiza un viaje que se adapta más a sus deseos, y no al de ambos.

Prohibido copiar la luna de miel de otra persona

Nos consta que puede ser abrumador preparar la luna de miel y que es tentador copiar el viaje de otra pareja que has oído fue espectacular. Sin embargo, vuestras realidad y gustos son distintos.

Puedes, sin embargo, tener en cuenta las experiencias de esos amigos o de las experiencias de terceros que cuentan en las páginas web. Incluso desde ahí podéis ir buscando y anotando los lugares y las actividades que deseáis realizar.

Debéis saber exactamente lo que queréis

Cuando piensas en un “destino exótico”, ¿eso significa un resort de lujo en una isla famosa por su belleza natural? ¿O lo define como un país extranjero lejano donde no habla el idioma? La diferencia entre su “relajación” y “aburrido” no siempre es clara de inmediato. Entre vosotros y descubrid qué es realmente lo que ambos queréis.

¿Es fiable la planificación a través de la web?

No cabe duda que un buen ejercicio para planificar tu luna de miel es buscando en Google o en plataformas de viajes. Sin embargo, debemos tener cuidado porque pueden reflejar una imagen que no se ajuste a la realidad o que esté sesgada.

Para ello se recomienda comparar la información de un mismo sitio desde varias plataformas, o contactar directamente (hoy es sencillo con la informática) con personas que ya estuvieron allí.

Las redes sociales o Google Maps son un recurso muy útil, ya que las personas cuelgan fotos y etiquetas con información real.

Considere la posibilidad de utilizar un agente de viajes

Si deseáis orientación adicional para planear su luna de miel, los agentes de viajes pueden ser de utilidad. Tienen información privilegiada sobre ofertas y descuentos, y mantienen relaciones personales con los hoteleros, lo que puede significar tener una habitación disponible donde en un principio tenía el cartel de completo.

Consulte mapas y guías de viaje para preparar su viaje de bodas
Consulte mapas y guías de viaje para preparar su viaje de bodas

Reserve el presupuesto adecuado

A estas alturas ya sabéis que celebrar una boda es costoso; a lo que sumamos la luna de miel. Os aconsejamos que dispongáis de un fondo de contingencia para incidencias que puedan sumarse.

Recuerda que una boda completa puede durar unas 6 horas, pero un viaje se realiza durante de 10 a 15 días, y aunque ambos deben prepararse concienzudamente, ¿cuál creéis que recordaréis más?

No hace falta irse de después de la boda

Aunque queda bonito en las películas donde las parejas directamente salen en coche hacia el aeropuerto, no hace falta que sea así. Los profesionales aconsejan darse un poco de tiempo para recuperarse de la ceremonia; porque acabaréis agotados.

Dese el tiempo que necesite, que puede variar desde días a meses. Sí, meses, porque recordad que también se han puesto de moda las bodas fuera de la temporada estival.

Equilibrar la aventura con la relajación

Para la mayoría de las parejas, una mezcla de aventura y relajación crean la luna de miel perfecta. Porque habréis diseñado actividades emocionantes, como explorar nuevos espacios, participar en emocionantes actividades o caminar por una ciudad idílica a pie. Pero también es necesario recargar energía antes de volver a la actividad diaria.

Aprenda sobre el lugar a visitar

No esperéis a llegar allí para aprender algo sobre la cultura del lugar que visitáis. Es tan fácil como comprar una guía de viajes o visitar alguna página de Internet. También puede ver una película o serie ambientada en el lugar.

 Publica tus planes en las redes sociales

Se trata de una idea muy original. Publicar en tus perfiles fe Facebook o Twitter el viaje que tenéis pensado. No solo sentiréis la emoción de compartir de compartirlo con vuestros seres queridos, Sino que no tardaréis en recibir numerosos consejos y recomendaciones que hagan más aprovechable la luna de miel.

Programar sorpresas

Si, como te hemos comentado con anterioridad, se hace necesario trabajar codo con codo, intenta esconder / preparar algunas sorpresas para tu pareja. Este puede ser el caso de una cena romántica en un lugar especial, o algún regalo escondido.

Tenga en cuenta las vacaciones escolares

Se trata de uno de los pasos a la hora de planificar tu luna de mil que se pasa por alto, siendo fundamental. Antes de reservar la luna de miel, compruebe que no coincide con los horarios escolares y no encontrarse estresado cuando se viaja el avión con un montón de niños gritando.

De la misma manera, evite (en la medida de los posible) hoteles que sean complejos familiares o admitan excursiones escolares. En su lugar, elija un sitio que atienda a las parejas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *